Cada yacimiento puede ser comparado a un libro sobre nuestro pasado: las evidencias arqueológicas se pueden comparar a los párrafos, que deben ser leídos con suma atención, y cada objeto hallado son las palabras que, encadenadas, relatan capítulos completos de nuestra historia.

La alteración de cualquier yacimiento, por insignificante que pueda parecer, destruye parte de nuestra memoria.

La investigación ha desarrollado nuevos sistemas para interpretar los restos culturales de las antiguas poblaciones, lo que lleva a abrir nuevas líneas de investigación y foros de discusión que aportan nuevos enfoques a la interpretación histórica.

A la más conodia arqueologia prehispánica, se ha unido en los últimos años los proyectos de excavación en lugares con restos historicos. Emplazamientos como los castillos de La Luz y de Mata , la catedral de Santa Ana  y varios ingenios azucareros, como los de Agaete, se estan incorporando a la nómina de yacimiento arqueologicos que están arrojando importantes datos sobre la historia de la isla a partir del siglo XVI.

De igual forma, desde el año 2002, las excavaciones arqueológicas se han desarrollado dentro de los programas de Memoria Histórica, para excavar algunos de los pozos con restos de los fisilados de la guerra civil.