EL GIGAPIXEL

Una gigapixel image es una imagen digital de mapa de bits que se compone de más de un gigapixel. Un gigapixel equivale a 1000 megapixels (10e9 pixeles), por lo tanto hablamos, de una foto de tamaño superior a mil veces una imagen de 1000×1000 píxeles.  La creación de estas imágenes tan grandes implica la unión a modo de mosaico de un gran número de capturas fotográficas de alta resolución en una sola que las combina todas.

El proceso de captura de la imagen
Para realizar esta captura se emplea un trípode con una cabeza robótica que es capaz de hacer movimientos rotatorios de tipo Pan y Tilt (Movimiento panorámico o de barrido y movimiento de inclinación). El software controlador del disparo hace el barrido de la cámara por la escena configurada deteniéndose para fotografiar.
El proceso del disparo de las imágenes puede ser un tanto complejo ya que hay una serie de parámetros que se deben calcular previamente al disparo. La variación de estos parámetros y el número de disparos depende pues de la distancia a la escena fotografiada, la distancia focal de objetivo empleado en la cámara, el valor de la superposición entre imágenes (necesaria para hacer el fusionado)  y las dimensiones físicas de la escena que se desea retratar.

Procesado de la imagen.
Una vez termina el proceso de la captura, se debe hacer un trabajo de procesado de las imágenes individuales que la fusionen en una sola fotografía. El proceso básico de la fusión de imágenes o stiching consiste en la unión de dos o más imágenes cuyos bordes tienen elementos gráficos coincidentes. Este proceso está compuesto por tres fases:

•Registro. Se buscan las características coincidentes entre el conjunto de imágenes.
•Calibración. Se intenta minimizar las diferencias propias de los factores de la toma de imágenes como la distorsión de la lente, aberraciones cromáticas, viñeteado, etc.
•Fusionado. Se ejecutan los ajustes descubiertos en la fase de calibración y se procede al fusionado de la imagen final

La Cueva Pintada
En el caso de la Cueva Pintada, la fotografía gigapixel del panel polícromo, aporta una imagen continua de muy alta resolución. Esta técnica permite contemplar la totalidad del friso a una escala macro y tener una visión de conjunto con  un elevadísimo nivel de detalle en el que se aprecian las irregularidades del soporte,  la distribución de los pigmentos y sobre todo su nivel de conservación.

Se realizaron más de 5.000 imágenes para cubrir los tres planos del friso de la cámara decorada. El resultado es una imagen continua de más de 50 Gb con una longitud superior a 25 metros y más de 300.000 píxeles, y un nivel de detalle que está bastante por debajo del milímetro