René Vernau

(Chapelle-sur-Loire, 1852 - París, 1938)

Llegó a las Islas Canarias por primera vez en el año 1877 y, a partir de ese momento, quedó ligado a Canarias toda su vida.

En este primer viaje, permaneció un año en las Islas y realizó un estudio de los restos óseos de la población aborigen que constituye el punto de partida de la antropología física canaria. A su regreso a París, presentó su "Informe sobre una Misión Científica en las Islas Canarias".

Posteriormente, volvió entre 1884 y 1887. En este último viaje visitó la Cueva Pintada y realizó una descripción minuciosa en la que señalaba la singularidad y la cuidad ejecución de cada uno de los paneles polícromos.

Del trabajo realizado dejó constancia en su libro Cinco años de estancia en las Islas Canarias, publicado en París en 1891.