El Poblado

Al culminar la visita del edificio del Museo, el público se adentra en esa gran sala del Museo en la que se ha transformado el yacimiento arqueológico.

Las distintas campañas de excavación han puesto al descubierto alrededor de la Cueva Pintada un abigarrado caserío que de forma escalonada se va distribuyendo desde el fondo del barranco hasta el actual centro histórico de la ciudad, constituyendo uno de los barrios que configuraban el Agaldar prehispánico.

Dentro del poblado las casas se ordenan siguiendo las líneas de menor pendiente de la montaña, y, en algunos casos, se unen unas a otras formando bloques compactos de viviendas a partir de los cuales se articulan las vías de circulación en el interior del caserío.

En este caserío se ha podido establecer dos períodos de ocupación, el primero se extiende desde el siglo VI hasta el XI, y el segundo, desde el siglo XIII hasta el XVI, cuando ya ha culminado la conquista de la isla.

Por lo que respecta al modelo constructivo de las viviendas, se trata, fundamentalmente, de casas de planta cuadrangular rodeadas exteriormente por un muro de diseño circular.

Interiormente presentan una o dos alcobas laterales, abiertas hacia el sur a través de un pequeño corredor de acceso.

La roca se recorta para que sirva de apoyo a los muros, y también se explana para que forme los pisos de las casas, que estaban cubiertos de tierra apisonada y, a menudo, de morteros ocasionalmente coloreados con almagre.

La composición de los muros es variable, ya que junto a las numerosas casas con paramentos enteramente construidos con piedras de basalto, aparecen algunas viviendas con paredes de sillares de toba perfectamente trabajados.

La práctica totalidad de las casas conservan restos de mortero y pintura de diversos colores que se empleaba en la decoración tanto de las alcobas laterales como de la habitación principal.

Una vez recorrido el poblado, la llegada a la gran terraza del edificio del museo permitirá la contemplación de todo el yacimiento. En esta privilegiada atalaya el público que lo desee podrá informarse sobre las transformaciones urbanas de Gáldar desde el sigo XVIII hasta la actualidad. Desde esta zona también se ofrecerá información de otros monumentos del casco histórico y museos de la ciudad que merecen ser visitados.