El caserío prehispánico

Una vez finalizada la visita al complejo troglodita, se llegará a un espacio recreado artificialmente en el que se reconstruirán varias viviendas prehispánicas a tamaño natural y reproduciendo los distintos elementos que la forman: puertas, techos, paredes, tratamientos interiores.

Esto permite crear ambientes domésticos con reproducciones fieles de su contenido para mostrar las técnicas constructivas, la decoración de los muros y la organización interna de las casas (el lecho, el hogar, los enseres, etc.). De esta forma, el visitante se formará una idea precisa de cómo transcurría la vida cotidiana de los antiguos canarios.

Un audiovisual completará la información relacionada con la vida cotidiana de los indígenas canarios, recalcando aspectos las técnicas de elaboración de objetos como la cerámica, los molinos, herramientas en piedra y demás artilugios.

 

Alcobas laterales

Los habitáculos laterales servían probablemente de lugar de descanso. Los cubrían con ramajes, con pieles y esteras. En la mayor parte de las casas estos espacios presentaban las paredes pintadas de rojo y a veces también el suelo.

El hogar

En la zona central aparecen restos de un hogar donde se recuperan carbones y cenizas, y los restos relacionados con la preparación y consumo de alimentos (semillas, huesos de animales, restos de peces, lapas y burgados).

 

Manufacturas

En el interior de algunas de las casas se han recuperado parte de los ajuares domésticos que estaban conformados por recipientes cerámicos para almacenar y preparar alimentos, molinos que servían para moler el grano, herramientas de piedra para llevar a cabo variadas tareas, esteras y recipientes en fibras vegetales.

Los muros

Construidos con piedras de basalto y en ocasiones con sillares de toba perfectamente escuadrados. La Cueva Pintada fue el primer yacimiento canario donde se documentó este último tipo de aparejo. Las piedras se sujetaban con un mortero de barro y con calzos de piedra.

Techumbres

Empleaban vigas de madera que posteriormente cubrían con lajas de piedra sobre las que colocaban tierra y barro.

Imágenes relacionadas
Foto
Foto
Foto