Estudiantes de varias universidades españolas se forman en el II Campus de Arqueología de Cueva Pintada

Un total de dieciséis jóvenes estudiantes de siete universidades españolas participan hasta el próximo 31 de julio en el II Campus de Arqueología del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar (Calle Audiencia, 2). Los inscritos alternan el trabajo en laboratorio y los seminarios con sesiones de campo en el marco de la actual campaña de investigación que se desarrolla en el yacimiento.

 

El consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, visitó hoy viernes, día 22 de julio, la Cueva Pintada para conocer y saludar personalmente a este grupo de estudiantes, muchos de los cuales están viviendo su primera experiencia arqueológica más allá de las aulas y en un centro que celebra los diez años de su apertura.

 

El consejero destacó que este campus, que ha superado la participación de la primera edición, en la que se inscribieron trece personas, potencia el papel del centro como espacio para la enseñanza y el aprendizaje de las técnicas y disciplinas que conforman el trabajo arqueológico.

En este caso, los alumnos y alumnas están conociendo de primera mano y practicando con técnicas de última generación en este campo y que se aplican actualmente en Cueva Pintada, como la fotogrametría y la micromorfología. Los sistemas de documentación y registro y el estudio de los hallazgos también ocupan parte importante del programa.

Los participantes comenzaron su programa de formación en Gáldar el pasado 18 de julio y cursan estudios de Historia, Arqueología o Gestión del Patrimonio en las universidades de Castilla-La Mancha, Sevilla, Granada, Barcelona, la Universidad Complutense de Madrid, La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria.

La dirección del campus corre a cargo de Jorge Onrubia Pintado, profesor de Prehistoria en la Universidad de Castilla-La Mancha; José Ignacio Sáenz, conservador de Cueva Pintada; y Carmen Rodríguez, directora de Cueva Pintada. La supervisión técnica está en manos de los arqueólogos Hacomar Babón y Ángel Marchante.

El II Campus de Arqueología ha sido organizado por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo, y ha contado con la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad de La Laguna, el Servicio de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, el Ayuntamiento de Gáldar, la Residencia Escolar Manuel Sosa Hernández del Gobierno de Canarias y la empresa Arqueocanaria.

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada es un equipamiento que tiene como fines la conservación, la investigación y la difusión de uno de los yacimientos más destacados de la isla de Gran Canaria. Fue en 1986 cuando se puso en marcha el proyecto que desembocó en la inauguración del actual equipamiento en el año 2006.

Las campañas de excavación llevadas a cabo en esta zona arqueológica han permitido recuperar casi 5.000 metros cuadrados del antiguo Agáldar, un poblado prehispánico que ofrece dataciones que oscilan entre el siglo VII y XVI d.C.

Desde el pasado 20 de junio se desarrolla además  una nueva campaña de excavación que abarca un área de 300 metros cuadrados y da continuidad a las investigaciones en torno a las estructuras 12 y 53 del yacimiento. La investigación tendrá una duración aproximada de tres meses y los inscritos en el campus han tenido la oportunidad de participar en ella de manera activa. 

Uno de los objetivos fundamentales del sondeo es conocer qué utilidad tuvieron los nichos excavados en la toba en el perímetro de la llamada estructura 53. Se maneja la hipótesis de que pudiera tratarse de una zona destinada al almacenamiento y que fuera “una suerte de granero con silos”, según Carmen Rodríguez. Sería la primera estructura de este tipo documentada en el yacimiento aborigen. 

Esta campaña, la CPG.2016, es la cuarta que se acomete desde la apertura del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada y la décimo octava si se tienen en cuenta todas las realizadas desde el año 1987.

 

Imágenes relacionadas
Foto