El Cabildo de Gran Canaria impulsa una comisión técnica de seguimiento para la conservación de la zona arqueológica de la Cueva Pintada de Gáldar

El Cabildo de Gran Canaria reactivará el papel de la Comisión Técnica de seguimiento de la conservación de la Cueva Pintada, inserta en el Museo y Parque Arqueológico de Gáldar. Por ello, mañana miércoles, 2 de marzo, tendrá lugar en la capital grancanaria, una reunión que permitirá a sus miembros formular las bases del futuro reglamento, establecer los objetivos y también las primeras actuaciones que se consideren prioritarias.

Además de una amplia nómina de profesionales expertos en la materia específica de la conservación, la convocatoria reunirá a las tres administraciones concernidas por la gestión patrimonial /urbanística de este Bien de Interés Cultural y su entorno próximo: Gobierno de Canarias, Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Gáldar. La última reunión entre las tres administraciones tuvo lugar hace 12 años, cuando se decidió la configuración definitiva de la cámara decorada.

La reactivación de la Comisión Técnica tiene lugar el año en que se celebra la importante efeméride del X aniversario de la apertura al público del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, que se desarrollará el próximo día 26 de julio. Los problemas de conservación de la cámara polícroma están en el origen de la actuación que llevó a la apertura de este museo y parque arqueológico que gestiona el Cabildo de Gran Canaria.

Desde entonces, se han sucedido una serie de convenios específicos con el CSIC (encaminados a garantizar el seguimiento de los parámetros microclimáticos de la cámara decorada y el poblado Cueva Pintada). También se han llevado a cabo analíticas de las rocas, morteros y otros elementos procedentes de aquellos espacios sensibles en el yacimiento. El convenio firmado el año 2015 entre el Cabildo de Gran Canaria y la UCLM ha supuesto un relanzamiento de la investigación aplicada en materia de documentación y conservación.

Si hasta ahora las reuniones de expertos tenían un carácter informal, la relevancia de este centro y la dimensión del trabajo que en esta materia se lleva a cabo, además de los riesgos constantes a los que está sometido el BIC, ya recomendaban la creación de una comisión técnica de conservación en la que plantear los problemas específicos de conservación, las técnicas que es preciso poner en práctica para el registro de los parámetros vinculados con la preservación y los protocolos de actuación en materia de conservación preventiva, entre otras iniciativas.

Esta comisión estará formada por profesionales, técnicos/as e investigadores/as de las distintas disciplinas que convergen a la hora de abordar el reto de la conservación, procedentes tanto del CSIC como de Universidades como la UCLM, la UA y la ULPG. Su función será la de velar por la conservación de este excepcional lugar, siendo un espacio de discusión en el que las administraciones implicadas en la gestión patrimonial y/o urbanística de este BIC y las zonas sensibles que lo rodeen, vinculen sus actuaciones a las conclusiones que la Comisión alcance para una mejor gestión.

 

Imágenes relacionadas
Foto
Foto