LA CUEVA PINTADA SE CONVIERTE EN EL PRIMER YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE ESPAÑA QUE INSTALA UN SISTEMA PARA MEDIR LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada ha instalado un sistema que permitirá evaluar en qué medida afecta al interior del yacimiento prehispánico la contaminación atmosférica procedente del tráfico rodado en el casco urbano del municipio de Gáldar. Con esta iniciativa, el complejo arqueológico de la isla de Gran Canaria se convierte en el primero de España en el que se llevan a cabo este tipo de estudios.

Un convenio suscrito entre el centro museístico que gestiona el Cabildo grancanario y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha permitido la instalación de los nuevos equipos medidores, que analizarán con exactitud el grado de contaminación por micropartículas que existe en el recinto arqueológico.

La circulación diaria de vehículos, muchos de ellos pesados, se concentra mayoritariamente en la zona sur del museo arqueológico, justo en el área más próxima a la cámara decorada prehispánica, lo que significa que las rocas de la cueva pueden quedar expuestas a partículas externas, como los elementos sulfurosos, que producirían alteraciones químicas  en el material pétreo y podrían romperlo. Para prevenir esta posibilidad, los responsables del museo desarrollan este proyecto, de la mano de la primera agencia estatal de investigación en España, con el objetivo de evitar cualquier afección al yacimiento arqueológico y garantizar su correcta conservación.

El científico del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología del CSIC, Vicente Soler Javaloyes, ha sido el encargado de instalar el nuevo sistema de medición, conjuntamente con la Dirección del parque arqueológico. Soler Javaloyes es doctor en Vulcanología y posee una larga y acreditada experiencia en proyectos de investigación que ha llevado a cabo en distintos yacimientos de arte rupestre de la cornisa cantábrica, como el de Altamira, y también del Mediterráneo, como la Cueva de Nerja.

Los primeros resultados del estudio se conocerán a finales de este año, si bien en un plazo aproximado de tres meses se dispondrán de las primeras estimaciones sobre el porcentaje de micropartículas que entran en el recinto.

PRIORIDADES EN SU CONSERVACIÓN

El programa de conservación del museo arqueológico, -dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural de la Institución insular-, establece como prioridad el estudio de tres elementos que afectan al mantenimiento del complejo troglodita: la roca soporte, los pigmentos y las variables climáticas (humedad, temperatura y ventilación).

En línea con lo que establece este programa de conservación, el centro museístico dispone actualmente de análisis exhaustivos sobre los elementos geomorfológicos, hidrogeológicos, petrológicos y geoquímicos de los materiales existentes en el yacimiento. Dispone además de sistemas para medir parámetros sísmicos y microclimáticos en el entorno del yacimiento.

Las variables climáticas analizadas y, especialmente, las tareas continuas de conservación preventiva y restauración desarrolladas en el yacimiento, son las que han permitido detectar que el intenso tráfico rodado que circula a diario por el entorno urbano de Gáldar, en el que está integrado el parque arqueológico, podrían afectar a la conservación del recinto, tal y como explica el director conservador del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, Ignacio Sáenz Sagasti, en el informe elaborado para el desarrollo del convenio de colaboración suscrito con el primer organismo público de investigación en nuestro país.
 
ACERCA DEL MUSEO Y PARQUE ARQUEOLÓGICO

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, inaugurado en julio de 2006, se ha consolidado como centro de referencia para la difusión de la cultura prehispánica en la isla de Gran Canaria. El centro desarrolla proyectos de investigación en los que se trabaja para responder a los interrogantes que quedan aún por desvelar entorno al pasado prehispánico y colonial de la Isla.

La Cueva Pintada que da nombre al yacimiento fue descubierta a mediados del siglo XIX y forma parte de un complejo compuesto por cuevas artificiales, excavadas en la toba volcánica. Está decorada con motivos geométricos que la convierten en la manifestación más genuina de la pintura mural prehispánica en Canarias y en testimonio excepcional de la expresión artística y simbólica de los antiguos pobladores de Gran Canaria.

Las excavaciones realizadas desde 1987 hasta la actualidad han confirmado que la Cueva Pintada formaba parte del poblado de la antigua Agáldar, compuesto por 50 casas de piedra y cuevas artificiales, datadas entre los siglos VI y XVI.

Las visitas al Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada se pueden realizar de forma autónoma o guiada. Los grupos deben concertar la visita en el teléfono 928 89 54 89. Toda la información sobre el centro está disponible en la página web www.cuevapintada.com.

Imágenes relacionadas
Foto