LA CUEVA PINTADA REGISTRA LLENO ABSOLUTO EN LA PRIMERA CONFERENCIA SOBRE ARTE RUPESTRE QUE SE EMITIÓ EN DIRECTO PARA TODO EL MUNDO DESDE INTERNET

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada acogió anoche la primera conferencia, organizada bajo el lema Arte rupestre y futuro, que impartió el director de uno de los yacimientos considerados como referentes mundiales del arte rupestre: el de Valle de Côa, al norte de Portugal, António Martihno Baptista. El acto tuvo muy buena acogida de público y se pudo seguir además en directo, vía streaming, a través de una cámara web que permitió su difusión pública por medio de Internet.

Esta actividad de divulgación científica forma parte de los actos organizados por el museo arqueológico de Gáldar, -dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria-, con motivo de la celebración del quinto aniversario de su apertura al público, en julio de 2006.

El consejero Insular de Cultura, Larry Álvarez, y el director del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, Iñaki Sáenz, dieron la bienvenida al ponente y coincidieron en destacar la importancia de este tipo de iniciativas, que persiguen “acercar la cultura a la ciudadanía y difundir los valores de nuestro patrimonio, así como conocer en profundidad otros proyectos y propuestas de conservación, como éste, que tienen un reconocido prestigio internacional y de los que siempre debemos aprender”.
 
António Martinho Baptista comentó antes de su intervención que “desde hace 30 años, cuando leyó las primeras publicaciones sobre la Cueva Pintada, tenía muchas ganas de conocerla por las buenas referencias que tenía sobre este yacimiento arqueológico de Gran Canaria”. Ya en la conferencia, explicó de forma detallada el modelo de conservación y difusión que se lleva a cabo en la estación de grabados del Valle del Côa, considerada como el mayor conjunto de arte rupestre paleolítico al aire libre conocido en la actualidad.

El arqueólogo subrayó la importancia de este yacimiento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, teniendo en cuenta que los valiosos grabados del Paleolítico que conserva “son las primeras manifestaciones artísticas de la historia de la humanidad”. Este conjunto arqueológico “atesora centenares de rocas grabadas que, en su mayoría, son paneles decorados en la época paleolítica, si bien también están representados otros períodos que van desde el Neolítico a la Edad de Hierro”, explicó.

El yacimiento del Valle del Côa, considerado como un santuario del Paleolítico, fue descubierto a comienzos de los noventa y presenta en la actualidad un buen estado de conservación. Sin embargo, tal y como explicó el especialista, su existencia estuvo seriamente amenazada por el  proyecto de construcción del gran embalse de Foz Côa que la empresa estatal Electricidad de Portugal pretendía levantar a solo un kilómetro de la estación de grabados rupestres. El proyecto generó un amplio debate de alcance internacional, con manifestaciones a favor y en contra del proyecto, que culminó con la decisión del Gobierno portugués de afrontar el pago de 125 millones de euros en concepto de indemnización para salvaguardar esta joya de la Arqueología. Dicha cantidad es la más alta pagada hasta el momento en el mundo por una administración pública para garantizar la supervivencia y conservación de un yacimiento de arte rupestre.

PRÓXIMA CITA, EL DÍA 30 DE NOVIEMBRE

La segunda de las conferencias organizadas por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, dentro del ciclo Arte rupestre y futuro, la impartirá el próximo miércoles, día 30 de noviembre, a las 20.00 horas, José Manuel Rey García, director del Parque Arqueológico de Arte Rupestre Campo Lameiro, en la provincia de Pontevedra.

En su intervención, este arqueólogo del Servizo de Arqueoloxía de la Consellería de Cultura e Turismo de la Xunta de Galicia dará a conocer la propuesta cultural y las posibilidades de futuro que ofrece este complejo arqueológico, que atesora miles de enigmáticas figuras creadas en multitud de rocas que salpican el paisaje gallego y que fueron grabadas hace miles de años, desde el Neolítico Final hasta la Edad de Bronce.

Imágenes relacionadas
Foto