EL MUSEO Y PARQUE ARQUEOLÓGICO CUEVA PINTADA RECIBE LA DONACIÓN DE UNA IMPORTANTE COLECCIÓN DE MATERIALES ARQUEOLÓGICOS DE MANOS DE SANTIAGO RODRÍGUEZ

La consejera insular de Cultura, Luz Caballero y el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, destacan la valiosa aportación del donante y agradecen su gesto solidario para con todos los ciudadanos de Gran Canaria

De la colección, compuesta por un total de 268 piezas, hay que destacar los ídolos de barro, considerados únicos y de enorme valor por los estudiosos

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada recibió hoy una colección de 268 objetos arqueológicos tras la donación realizada por Santiago Rodríguez Pérez, un vecino de la localidad de Gáldar. A la firma del convenio entre el coleccionista galdense y el centro museístico gestionado por el Cabildo de Gran Canaria acudieron, a parte del propio donante, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario, Luz Caballero, el alcalde de la ‘ciudad de los Caballeros’, Teodoro Sosa, y el director del centro receptor, José Ignacio Sáenz.

Santiago Pérez se puso en contacto con los técnicos del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada poco después de la reapertura del yacimiento mostrando interés en que su colección de piezas arqueológicas formara parte de los fondos de la institución. Pérez informó que la mayoría de los objetos que había heredado de su madre habían sido localizados en las inmediaciones de la Cueva Pintada y que expertos de la talla de Sebastián Jiménez Sánchez y Celso Martínez de Guzmán habían constatado el enorme valor de las piezas. Entre los materiales donados por Santiago Pérez hay que destacar fragmentos de cerámicas decoradas, pintaderas (algunas completas), instrumentos de industria lítica, objetos fabricados en hueso y algunos restos humanos, entre otros. Pero el gran tesoro de esta colección, que pasa a ser propiedad de todos los grancanarios, es la pequeña colección de ídolos de barro, algunos de ellos únicos y en magnífico estado de conservación.

Según palabras de Luz Caballero, el gesto “generoso y comprometido” de Santiago Rodríguez demuestra “la solvencia profesional y técnica del personal del Museo y Parque Arqueológico que ha merecido la confianza de don Santiago, un hombre que ha dedicado gran parte de su vida a cuidar una parte importantísima del patrimonio de nuestra isla”. La consejera del área de Cultura del Gobierno de Gran Canaria, incidió en que el gesto de Rodríguez “debe servir para que otros ciudadanos hagan lo mismo, pero también para aumentar la sensibilidad de los grancanarios para con su patrimonio”. En un mismo sentido se manifestó Teodoro Sosa, quien agradeció “el empeño de Santiago Rodríguez para que esta importantísima colección se quede en Gáldar, que es donde debe estar”. El máximo mandatario del consistorio galdense también se refirió a los “desvelos” de este ilustre ciudadano del norte de Gran Canaria para “que este trozo de nuestra identidad se haya preservado en tan buen estado durante tres generaciones”.

Por su parte, Santiago Rodríguez señaló que su intención “ha sido siempre que la colección se quede en Gáldar” y mostró su satisfacción por la “magnífica labor que realiza el personal de la Cueva Pintada” una institución que, según el donante, “es motivo de orgullo para todos los habitantes de Gran Canaria”.

Por último, para José Ignacio Sáenz, director del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, el acto de generosidad de Santiago Pérez debe “servir de ejemplo para otros coleccionistas privados que aún quedan en la isla”. El arqueólogo y responsable del centro destacó que “hay que agradecer el cuidado con el que Don Santiago ha conservado estas piezas en su casa”, un mimo que “ahora se ve recompensado con la posibilidad de que todos los ciudadanos de Canarias puedan disfrutar de piezas de vital importancia para comprender a los hombres y mujeres que vivieron en Gáldar antes de la conquista”. En este sentido, Sáenz resaltó el valor de la colección de ídolos y confirmó que algunas de estas piezas “son únicas y de enorme valor”.

Después de los preceptivos trabajos de limpieza y restauración a cargo de la restauradora del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, algunas de estas piezas recientemente adquiridas podrán formar parte de los materiales en exposición del centro. El resto, que quedará en depósito, servirá para que los investigadores sigan desentrañando los secretos de los primeros habitantes de Gran Canaria.

Imágenes relacionadas
Foto