EL MUSEO Y PARQUE ARQUEOLÓGICO CUEVA PINTADA CELEBRA SU VI ANIVERSARIO

Con motivo de la celebración de su sexto aniversario, el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar, incorporará a su exposición permanente dos piezas de gran interés que podrán ser contempladas por el público: el primer tejido europeo encontrado en un yacimiento insular, y una vasija cerámica de gran tamaño que ha sido recientemente restaurada. Aprovechando la señalada fecha el centro que gestiona la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural que dirige Larry Álvarez, ha previsto una jornada más de puertas abiertas al mencionado museo del Cabildo grancanario, que tendrá lugar mañana miércoles, día 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, Patrón de Gáldar.

El estudio y datación del fragmento de  tejido de cáñamo, que desde el día 26 de julio se podrá contemplar en el museo, se enmarca dentro del proyecto de investigación “Arqueología de la Aculturación y de la Colonización”, liderado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y que  pretende abordar el estudio de las nuevas plantas, animales y objetos (monedas, cerámicas a torno, vidrios y metales) que llegan a la isla desde los inicios de la colonización europea. En este caso, se ha contado también con la colaboración del Museo de Artes Decorativas (Ministerio de Educación, Cultura y Deportes).

Este fragmento de tejido, de fibras regulares y bien torcidas, apareció junto a materiales prehispánicos y otros de origen europeo, en el interior de una pequeña cueva anexa a una de las casas del yacimiento. Su datación permite considerarlo, a día de hoy, como el primer tejido europeo llegado a Gran Canaria. La singularidad del hallazgo reside en el hecho de que el tejido, elaborado con fibras vegetales, ha podido ser datado mediante la técnica de Carbono 14 a finales del siglo XV o en los primeros años del siglo XVI. Esta fecha coincide con las dataciones propuestas para el resto de materiales con los que comparte escenario, entre los que abunda la cerámica importada de Sevilla por esos años y una moneda de cobre de Enrique IV (1425-1474).

UN PUZLE DE 135 PIEZAS

La cerámica prehispánica, que se incorpora también a la exposición permanente, puede ver la luz gracias al arduo y paciente trabajo de restauración y reconstrucción de los múltiples fragmentos cerámicos aparecidos en el mismo sector que el tejido de cáñamo. Como si de un gran puzle se tratara, poco a poco se fueron agrupando las 135 piezas de este enorme recipiente. Estos trabajos permiten contar con un objeto excepcional pues hasta el momento, y a la espera de futuras intervenciones, constituye el mayor de los recipientes recuperados en el curso de las excavaciones arqueológicas desarrolladas en el yacimiento Cueva Pintada.  De hecho, esta pieza modelada a mano ha tenido que ser reintegrada por los problemas estructurales y de peso que planteaba, además de las deformaciones derivadas de su fracturación y del paso del tiempo, o lo que se conoce como “alteraciones post-deposicionales”.

Cabe destacar que se trata de un recipiente que puede ser catalogado dentro del grupo de grandes contenedores, destinados probablemente al almacenamiento de alimentos (ya cereales, ya frutos) dado que su base no posee las alteraciones propias de un contenedor de productos líquidos.

INVESTIGAR PARA AVANZAR

Las ricas y variadas piezas que el museo custodia en sus fondos son objeto de estudio de forma continuada. Estas colecciones, fruto de más de veinte años de excavaciones arqueológicas, están constituidas por miles de objetos arqueológicos. Los proyectos de investigación que se están desarrollando en la actualidad, y de los que el Museo y Parque Arqueológico forma parte activa, permiten avanzar en el conocimiento de la Historia de Gran Canaria.

De esta forma, la investigación arqueológica se materializa a través de un plan científico integral que engloba la documentación, la conservación y la difusión,  y vuelve a recobrar el protagonismo que tuvo en los inicios y desarrollo del proyecto del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada una vez que éste se ha consolidado como indiscutible recurso patrimonial al servicio de la sociedad y de la excelencia  turística.

Imágenes relacionadas
Foto