El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada abre al público una exposición que conecta la simbología del mundo prehispánico con el universo plástico de Antonio Padrón

 

El universo plástico del pintor indigenista Antonio Padrón y la cultura prehispánica se cruzan en la exposición titulada ‘Antonio Padrón. Un desafío desde el tiempo', que mañana martes, 13 de mayo, a las 12.00 horas, abrirá al público en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar. La apertura contará con la presencia de un nutrido grupo de alumnos de 3º y 4º de la ESO del Instituto de Enseñanza Secundaria  de Ingenio.

La muestra, que pone de manifiesto las evidentes relaciones existentes entre el mencionado yacimiento prehispánico que gestiona el Cabildo grancanario y la producción pictórica del artista galdense,  incide en el lema ‘Las colecciones generan conexiones', establecido este año por el ICOM con motivo del Día Internacional de los Museos que el área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario celebra durante todo el mes con un notable programa de propuestas.

‘Antonio Padrón. Un desafío desde el tiempo' exhibe cinco obras significativas pintadas por el artista en los años 60 del siglo pasado y que plasman su interés por algunos elementos de la cultura aborigen que el museo custodia. Los cuadros incluidos en esta muestra son ‘Los ídolos guanches', ‘Cuevas', ‘Verodes', ‘Cenobio' y ‘Harimaguadas', a los que se suman diferentes piezas elaboradas en terracota y cerámica por Padrón, como sus populares abubillas.

Hay que recordar que Antonio Padrón (Gáldar, 1920–1968) encontró en la cultura prehispánica grancanaria una fuente de inspiración para su obra más tardía. Con esta temática, retomaba el planteamiento de las vanguardias artísticas de la primera mitad del siglo XX que proponían una regeneración del arte desde el  "primitivismo", pero con la impronta única que otorga su incorporación al movimiento indigenista que, en Canarias, supone una síntesis entre modernidad e identidad. La riqueza arqueológica del Agáldar prehispánico, con una profunda identidad simbólica y plástica, marca la obra del artista que desafía al tiempo para recrear la atmósfera del mundo  indígena, interpretándolo de manera poética.

Los ídolos canarios constituyen una de las manifestaciones más genuinas de la cultura prehispánica de Gran Canaria. Algunos de los rostros de sus campesinas que se observan en las obras de Padrón expuestas en la muestra recrean aquéllos que fueron modelados hace siglos en el yacimiento Cueva Pintada por los aborígenes. Las mujeres de Padrón nos contemplan desde un universo troglodita, acompañadas de los elementos propios de una sociedad agrícola-pastoril. Sus miradas alcanzan el presente al igual que lo hacen las de las pequeñas figurillas de terracota que las inspiraron.

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada ha organizado de forma paralela a la exposición un programa de actividades infantiles, familiares y para centros docentes bajo el título ‘¿Qué pinta Antonio Padrón en la Cueva Pintada?', cuyo objetivo no es otro que profundizar con actividades lúdicas y educativas en esos dos relatos simbólicos entre el mundo prehispánico y el artista Antonio Padrón, que se conectan claramente a pesar de la distancia del tiempo.

Con esta exposición el área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario que coordina Larry Álvarez, prosigue con la tarea de poner en valor la obra y figura de Antonio Padrón, unos de los creadores más singulares adscritos al movimiento de arte indigenista en Canarias, cuyo museo reabrirá nuevamente la citada Corporación a finales de junio tras sufrir una importante reforma. En sus nuevas dependencias el público por fin podrá contemplar una muestra permanente de arte indigenista con fondos del CAAM y la Casa de Colón.

La exposición ‘Antonio Padrón. Un desafío desde el tiempo' permanecerá abierta en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar hasta el día 20 de julio. En mayo, podrá ser visitada de martes a sábado, de 10.00 a 18.00 horas, y los domingos y festivos de 11.00 a 18.00 horas. En junio y julio, la exposición podrá contemplarse de martes a sábado, de 10.30 a 19.30 horas, mientras que domingos y festivos podrá visitarse de 11.00 a 19.00 horas.

Imágenes relacionadas
Foto
Foto